Friday, March 04, 2005

Ahora vamos a por Siria e Irán

Ya hemos aniquilado un pueblo, una cultura, una historia: la iraquí, empleando la falsedad de las armas de destrucción masiva. Ya no nos divertimos, no shace falta mas carne fresca que devorar, así que hay que buscar nuevos objetivos. Veamos, Israel...no, no, porque son los que pagan las facturas de wall street. Los jordanos...no, no, porque son amiguetes. Los árabes...no, no, porque nos dan su petroleo. Los iraníes...???, bueno, no suena mal, pero nos parece poco. Y ¿qué hay de los sirios, que no paran de comor arroz y rezar a todas horas? Vale, venga, en un lote completo, lote comancy vamos a quedarnos con sus tierras y con los bienes y servicios de que dispongan, pero sobre todo con sus tierras, para así darle cobijo a los amiguetes kurdos que tan buen trabajo nos han hecho. ¡Basta ya de mentiras!
Los que se promulgan como defensores de la paz son los principales instigadores de la violencia, de la venta de armas, los inventores de las armas de destrucción masivas que previamente les vendieron a "los malos" cuando eran "buenos aliados", pero ahora han girado al lado oscuro de la fuerza, al reverso tenebroso y hayq ue acabar con ellos. Luego buscamos a unos gobiernos occidentales títeres como los ingleses o los acólitos de aznar y algún que otro tonto por el camino, y ea, ya tenemos todo lo que necesitamos. Nosotros ponemos las armas, los marines, los expertos en torturas y los amiguetes la bebida y ya está la fiesta hecha.
Mientras el pueblo norteamericano no se dé cuenta de que el mal lo tienen dentro, no irán a ninguna parte. Eso sí, comulgarán a diario como Michael Corleone mientras ordenaba una vendetta. Y es que Dios aprieta, pero bien

aquí no hay quien viva

Veamos, por mas que se nos amenace con bajadas de precios de la vivienda, esto no hace mas que subir en aras al enriquecimiento de los especuladores y de algunos políticos corruptos que miran para otro lado mientras cobran sus emolumentos en negro, salvo los políticos norteamericanos que lo cobran en afro-americano y Luis Aragonés que presume de que Reyes es mejor que el negro de mierda de Henry. Sea como fuere los jóvenes no tienen oportunidad de comprar una vivienda digna si no es hipotecándose de por vida, máxime cuando los empleos tienen unos salarios nimios. Menos mal que siempre quedará el enchufe para colocarse, ojo, no ponerse ahasta las trancas, sino para hayas empleo digno. Lástima que la corriente eléctrica no llegue a todos por igual. Caramba, hasta en eso hay clases